Tarta Sacher auténtica

La tarta Sacher autentica, según cuenta la historia, fue creada por un aprendiz de pastelero llamado Franz Sacher en el año 1832 en la capital de Austria.

Y como suele pasar en muchos de estos casos, para que el tal Franz pasara a la historia con su rica tarta Sacher, tuvo que enfermar el maestro pastelero del obrador en el que aprendía para que Franz Sacher tuviera su oportunidad sustituyéndole sin otra alternativa.

La historia cuenta que el príncipe Clement Wenzel von Mettimich celebraba una fiesta y encargó a la pastelería donde trabajaba Franz Sacher de aprendiz un postre especial.

Y como sea que el maestro pastelero estaba enfermo, el patrón lejos de rechazar el encargo, le dio una oportunidad a Franz Sacher para que pudiera demostrar lo que hasta entonces había aprendido en el tiempo que llevaba en la casa.

Franz se puso manos a la obra y alumbró la hoy archiconocida Tarta Sacher.

La receta e tan rico manjar para 8 personas es la siguiente:

175 Gramos de azúcar

175 gramos de mantequilla sin sal

7 huevos

175 gramos de un postre especial

50 gramos de almendras molidas

100 gramos de harina

mermelada de albaricoque

Para preparar la cobertura de la tarta y el acabado exterior de la misma necesitamos:

150 gramos de chocolate puro

40 gramos de mantequilla

4 cucharadas soperas de nata líquida

Opcionalmente para la decoración final:

Avellanas, Fresas fileteadas o enteras y hojas de menta

Procedemos a la preparación:

En un bol de tamaño adecuado para trabajar con comodidad, batimos la mantequilla y el azúcar y sin dejar de batir (batidora eléctrica) le añadimos las yemas de los huevos una a una.

Fundimos el chocolate al baño maría y lo dejamos atemperar un poco antes de añadirlo a la batidora, añadimos la harina y las almendras ahora añadimos las claras que previamente hemos batido a punto de nieve.

Ponemos la mezcla en un molde de 24 centímetros a ser posible de base desmontable previamente untado con mantequilla y espolvoreado con harina y lo metemos al horno a 180º C 10 minutos.

Pasados estos diez minutos, bajamos el termostato del horno a 170º C y lo mantenemos así durante media hora más.

Cumplidos los 40 minutos de horneado se saca se deja enfriar y se desmolda.

Hacemos la tarta 2 mitades y ponemos el relleno de albaricoque en la parte inferior.

Ahora preparamos la cobertura fundiendo al baño maria el chocolate al que añadimos la mantequilla y la nata líquida y ya podemos cubrir nuestra tata Sacher y para decorar ponemos las avellanas (si prefieres almendras u otro fruto seco, adelante, !es tu obra¡) las fresa u otra fruta que combine con el chocolate que son casi todas y el toque final de la hoja de menta.

Si el chocolate de la cobertura te gusta crujiente, pon la tarta en el frigorífico por unos veinte minutos.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies