Tarta de chocolate y crema de avellanas

 

INGREDIENTES

Para la base del pastel de chocolate

Mantequilla 100 gramos
Azúcar en polvo 260 gramos
Huevos 2 unidades
Esencia de vainilla 1 cucharadita
Cacao en polvo 45 gramos
Bicarbonato de sodio 1 cucharadita
Polvo para Hornear 1 cucharadita
Harina 170 gramos
Leche 160 centímetros cúbicos

Ingredientes para la crema de chocolate y avellanas

Leche 600 centímetros cúbicos
Azúcar en polvo 500 gramos
Miel 1 cucharadita
Cacao en polvo 150 gramos
Agua 200 centímetros cúbicos
Almidón de maíz 200 gramos
Chocolate amargo 50 gramos
Pasta de avellanas 100 gramos

PROCEDIMIENTO

Para el pastel de chocolate

Batir enérgicamente la mantequilla con al azúcar hasta que la mezcla blanquee. Ahora añadir los 2 huevos.
Añadir la esencia de vainilla.
Ahora ya podemos añadir el resto de ingredientes, es decir el cacao en polvo, bicarbonato de sodio, el polvo para hornear, la harina y la leche.

Batir muy bien has conseguir una mezcla homogénea.

Poner en un molde que puede ser redondo o cuadrado hasta una altura de 1 centímetro ( Con las cantidades dadas se pueden hacer unos cuatro pasteles de 20 centímetros de diámetro).
Meter al horno a una temperatura de 180 º durante 10 minutos.

Procedimiento para la crema de chocolate y avellanas

Poner la leche a calentar hasta que rompa a hervir. Añadir el azúcar y la miel.
Hidratar el cacao con una parte de agua
En una olla al fuego, colocar el almidón y el resto del agua. Batir enérgicamente. Cuando espese, añadir el cacao, la leche y seguir batiendo de forma constante como si fuera una crema pastelera.
Tirar sobre el chocolate picado y añadir la pasta de avellanas. Mezclar y dejar enfriar.
Colocar la mezcla sobre una fuente y tapar con papel film.

Cuando todo esté frío, se corta el bizcocho por la mitad y se extiende la crema de avellanas, ahora se cubre con la misma crema de avellanas y se decora al gusto de cada uno.

Nuestro pastel edstá listo para ser devorado.

Tarta Sacher auténtica

La tarta Sacher autentica, según cuenta la historia, fue creada por un aprendiz de pastelero llamado Franz Sacher en el año 1832 en la capital de Austria.

Y como suele pasar en muchos de estos casos, para que el tal Franz pasara a la historia con su rica tarta Sacher, tuvo que enfermar el maestro pastelero del obrador en el que aprendía para que Franz Sacher tuviera su oportunidad sustituyéndole sin otra alternativa.

La historia cuenta que el príncipe Clement Wenzel von Mettimich celebraba una fiesta y encargó a la pastelería donde trabajaba Franz Sacher de aprendiz un postre especial.

Y como sea que el maestro pastelero estaba enfermo, el patrón lejos de rechazar el encargo, le dio una oportunidad a Franz Sacher para que pudiera demostrar lo que hasta entonces había aprendido en el tiempo que llevaba en la casa.

Franz se puso manos a la obra y alumbró la hoy archiconocida Tarta Sacher.

La receta e tan rico manjar para 8 personas es la siguiente:

175 Gramos de azúcar

175 gramos de mantequilla sin sal

7 huevos

175 gramos de un postre especial

50 gramos de almendras molidas

100 gramos de harina

mermelada de albaricoque

Para preparar la cobertura de la tarta y el acabado exterior de la misma necesitamos:

150 gramos de chocolate puro

40 gramos de mantequilla

4 cucharadas soperas de nata líquida

Opcionalmente para la decoración final:

Avellanas, Fresas fileteadas o enteras y hojas de menta

Procedemos a la preparación:

En un bol de tamaño adecuado para trabajar con comodidad, batimos la mantequilla y el azúcar y sin dejar de batir (batidora eléctrica) le añadimos las yemas de los huevos una a una.

Fundimos el chocolate al baño maría y lo dejamos atemperar un poco antes de añadirlo a la batidora, añadimos la harina y las almendras ahora añadimos las claras que previamente hemos batido a punto de nieve.

Ponemos la mezcla en un molde de 24 centímetros a ser posible de base desmontable previamente untado con mantequilla y espolvoreado con harina y lo metemos al horno a 180º C 10 minutos.

Pasados estos diez minutos, bajamos el termostato del horno a 170º C y lo mantenemos así durante media hora más.

Cumplidos los 40 minutos de horneado se saca se deja enfriar y se desmolda.

Hacemos la tarta 2 mitades y ponemos el relleno de albaricoque en la parte inferior.

Ahora preparamos la cobertura fundiendo al baño maria el chocolate al que añadimos la mantequilla y la nata líquida y ya podemos cubrir nuestra tata Sacher y para decorar ponemos las avellanas (si prefieres almendras u otro fruto seco, adelante, !es tu obra¡) las fresa u otra fruta que combine con el chocolate que son casi todas y el toque final de la hoja de menta.

Si el chocolate de la cobertura te gusta crujiente, pon la tarta en el frigorífico por unos veinte minutos.

Trufas de chocolate caseras

Trufas de chocolate caseras con las que además de deleitar a tu familia dejarás asombrados a todos los invitados que se las de a probar.

 Ingredientes para hacer unas estupendas trufas de chocolate caseras.

130 g de chocolate puro ( sin leche )

50 g de avellanas molidas.

1 cucharada sopera de brandy.

80 g de mantequilla sin sal.

150 g de azúcar en polvo.

1 cucharadita ( de las de postre ) de café instantáneo.

1 cucharada ( sopera ) de leche condensada.

10 g de cacao en polvo.

1 cucharadita ( de las de postre ) de esencia de vainilla.

Ahora vamos con la preparación de las trufas de chocolate caseras.

En un recipiente de acero inoxidable, calentar al baño maría el chocolate troceado en pequeñas porciones, la leche condensada y la vainilla.

Ir removiendo con una paleta de repostería hasta que la mezcla sea homogénea, retirar del fuego y esperar que se atempere, es decir , que baje la temperatura y entonces añadir el licor.

 Batir hasta que quede suave y esponjosa

Mientras, en un recipiente aparte, batir el azúcar con la mantequilla y añadir el café y la mitad del cacao en polvo, esta mezcla se debe batir hasta que quede suave y esponjosa.

Cuando el chocolate esté tibio, ir pasándolo poco a poco y sin dejar de batir al recipiente de la mantequilla. Ahora añadimos las avellanas molidas.

Toda la mezcla se deja enfriar hasta que alcance la consistencia para poder trabajarla con las manos.

He llegado el momento de darle forma a nuestras trufas

Ahora ya es el momento de ir formando bolitas irregulares del tamaño que queramos ( más bien que no sean más grandes que una nuez ) estas bolitas ( que son las trufas de chocolate ) las rebosamos abundantemente en el chocolate en polvo que teníamos reservado y ya están para comer.

Opcionalmente en vez de bañarlas en cacao en polvo, se pueden rebosa de granillo de chocolate.

Con el granillo de chocolate hay más posibilidades de variar porque hay granillo de todos los colores.

Para presentarlas podemos, o no, ponerlas en capsulas de papel o hacerlos en una fuente con una blonda.

Es una receta de dificultad baja y que lleva un tiempo de aproximadamente 30 minutos

Están listas para comer y disfrutarlas.

Buen provecho y éxitos para tod@s

Bombones de queso y mandarinas

Receta de bombones de queso y mandarinas.

El chocolate es el producto favorito para los experimentos culinarios o de repostería para muchos de nuestros lectores y lectoras.

El chocolate en la cocina

Hoy les acercamos uno de estos experimentos que tiene como ingredientes básicos el chocolate seguido del queso de cabra y las naranjas mandarinas.

Bombones de queso y mandarinas
Bombones de queso y mandarinas

Como siempre, recomendamos hacer estas recetas experimentales sin que nuestra mente esté ocupada en otras cosas que no sea el propio experimento y también, como siempre, recomendamos hacer que participen los más pequeños de la casa, si los hay.

 Receta rápida para preparar bombones de queso con mandarinas.

Los ingredientes necesarios para preparar este postre para 8 personas son: 400 gramos de chocolate negro, 400 gramos de queso de cabra, 6 naranjas mandarinas, (También se puede hacer con naranjas normales), 200 gramos de azúcar y 1 vasito de moscatel.

 Qué hacer con estos ingredientes.

_ Troceamos o rayamos el chocolate(aquí lo tienes ya troceado) para posteriormente fundirlo al baño maría. ( Recomendamos fundir el chocolate al baño maría para que no se queme con el fuego directo).

_ Una vez fundido el chocolate, esperamos unos minutos para que se atempere y bañamos los trozos de queso que tenemos partidos previamente del tamaño del doble de un bombón y esperamos que el baño de chocolate se solidifique.

_ Por otra parte, después de haber lavado y secado las mandarinas, las troceamos sin pelar y las ponemos en un recipiente junto al azúcar y el vino moscatel.

_ Esta mezcla la ponemos a cocer a fuego lento/bajo hasta que el liquido se haya consumido, entonces retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Ya está todo a punto para poner en una fuente y servir.

Insistimos, por experiencia propia, en que los niños disfrutan de estos experimentos con el chocolate, por lo que sería recomendable hacerlo un día festivo o que no haya colegio.

Como podéis ver es una receta fácil, con un tiempo de preparación e nos 40 minutos.

El bombón resultante es un producto riquísimo.

Si os gusta el chocolate aquí podéis ver algunos tipos de chocolates de calidad.

Buen provecho

Salud y éxitos para todos/as

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies