Chocolate y ejercicio

Chocolate y ejercicio, es de lo que toca hablar hoy.

Nos sigue gustando compartir con los lectores noticias relacionadas con el chocolate, esta vez resulta que ingerir chocolate puede ser tan beneficioso para a salud como hacer ejercicio.

Esto es lo que se desprende de unos recientes estudios realizados por científicos de los EE UU.

Estudio científico sobre el chocolate y el ejercicio

Este estudio realizado con ratones, ha puesto de relieve que una sustancia contenida en el chocolate negro y el cacao en abundante cantidad, llamada epicachetina, provoca la misma respuesta en las células de los ratones que una actividad física vigorosa.

Los científicos de los que solo se publica un nombre, han comentado ” hemos encontrado que la epicachetina produce la misma respuesta en las células que la actividad física vigorosa, sobre todo en el corazón y los músculos esqueléticos”.

Es pronto para cambiar ejercicio físico por chocolate

Al final del estudio, que fue dirigido por el Dr. Moh Malek , advierten que es muy pronto para poder decir si estos resultados obtenidos en los ratones pueden ser aplicados a las personas.

Pues bien, “cuidadito” “cuidadito” con cambiar un atracón de chocolate por una hora de bicicleta por la montaña, por decir algo. De momento este cambio solo está demostrado, según este estudio, que beneficia a los ratones.

Las personas desde casi siempre, nos hemos preocupado por una alimentación sana, esta preocupación es la que ha llevado a la industria de la alimentación a investigar constantemente los producto que nos llevamos a la boca.

Esta constante investigación, a veces nos trae sorpresas y si hace como un par de años que se publicó que los huevos eran prohibidos a las personas con el colesterol alto, no eran tanto como se pensaba.

Ahora está pasando algo parecido con otros alimentos que tradicionalmente han llevado la “etiqueta” de no recomendables para la salud, ahora resulta que es lo contrario, así que junto a los huevos que ya hemos nombrado, las carnes rojas, la leche entera y el chocolate, pueden ser beneficiosos para la salud.

De momento y hasta que estos estudios estén más desarrollados, recomendamos no abusar del chocolate.

Salud y éxito para tod@s.

Tarta de chocolate y crema de avellanas

 

INGREDIENTES

Para la base del pastel de chocolate

Mantequilla 100 gramos
Azúcar en polvo 260 gramos
Huevos 2 unidades
Esencia de vainilla 1 cucharadita
Cacao en polvo 45 gramos
Bicarbonato de sodio 1 cucharadita
Polvo para Hornear 1 cucharadita
Harina 170 gramos
Leche 160 centímetros cúbicos

Ingredientes para la crema de chocolate y avellanas

Leche 600 centímetros cúbicos
Azúcar en polvo 500 gramos
Miel 1 cucharadita
Cacao en polvo 150 gramos
Agua 200 centímetros cúbicos
Almidón de maíz 200 gramos
Chocolate amargo 50 gramos
Pasta de avellanas 100 gramos

PROCEDIMIENTO

Para el pastel de chocolate

Batir enérgicamente la mantequilla con al azúcar hasta que la mezcla blanquee. Ahora añadir los 2 huevos.
Añadir la esencia de vainilla.
Ahora ya podemos añadir el resto de ingredientes, es decir el cacao en polvo, bicarbonato de sodio, el polvo para hornear, la harina y la leche.

Batir muy bien has conseguir una mezcla homogénea.

Poner en un molde que puede ser redondo o cuadrado hasta una altura de 1 centímetro ( Con las cantidades dadas se pueden hacer unos cuatro pasteles de 20 centímetros de diámetro).
Meter al horno a una temperatura de 180 º durante 10 minutos.

Procedimiento para la crema de chocolate y avellanas

Poner la leche a calentar hasta que rompa a hervir. Añadir el azúcar y la miel.
Hidratar el cacao con una parte de agua
En una olla al fuego, colocar el almidón y el resto del agua. Batir enérgicamente. Cuando espese, añadir el cacao, la leche y seguir batiendo de forma constante como si fuera una crema pastelera.
Tirar sobre el chocolate picado y añadir la pasta de avellanas. Mezclar y dejar enfriar.
Colocar la mezcla sobre una fuente y tapar con papel film.

Cuando todo esté frío, se corta el bizcocho por la mitad y se extiende la crema de avellanas, ahora se cubre con la misma crema de avellanas y se decora al gusto de cada uno.

Nuestro pastel edstá listo para ser devorado.

La mejor crema de cacao con avellanas de 2018

La mejor crema de cacao con avellanas de 2018 y de cualquier época es la que puedes hacer tu misma/o en casa, con la receta que te damos, es la más gustosa y sana para tus hijos y para ti.

Lejos queda el año 1946 año en que el pastelero piamontés  Pietro Ferrero, haciendo pruebas en su obrador dio con un dulce cuyos ingredientes fueron: avellanas, azúcar y un poco de cacao, de cacao muy poco porque por aquel tiempo escaseaba.

A esta pasta dulzona, en forma de barra como las de mantequilla, la llamó el sr. Ferrero Guiandujot y fue el germen de lo que hoy se conoce como nutella.

A  este Guiandujot, la empresa Ferrero lo rebautizó poniéndole el nombre de super  crema, esto pasaba en 1951.

A Michelle, hijo del sr. Prieto, es al que debemos la formula definitiva de lo que hoy día es la nutella.

Esta famosa crema de untar es inconfundible en los lineales de los supermercados por su tarro achatado.

Así a lo largo de más de medio siglo, en parte por estar sola en el mercado y en parte, todo hay que decirlo, por una buena promoción, nutella es la dueña y señora de las cremas de untar.

A finales de los años 60 la empresa italiana starlux sacó la nocilla, la de la canción de “leche. cacao, avellanas y azúcar… nocilla”

Siendo honestos, hay que reconocer que la nocilla también ha sido muy bien promocionada en España.

Incluso habiendo cambiado varias veces de propietario, siempre ha participado en eventos deportivos de gran repercusión y a esto hay que añadir que sus vasos, también pensados para ser reutilizados, son muy populares.

Así llegamos a nuestros días, con estas dos marcas de crema para untar como dueñas y señoras del mercado.

Formula de la nutella
Formula de la nutella
Formula de la nocilla
Formula de la nocilla

Para ver las imágenes más grandes, hacer click encima de ellas.

Pero es con el ruido que ha metido el aceite de palma , cuando  a las amas y amos de casa españoles nos ha dado por mirar las etiquetas de estos productos.

Y así mirando las etiquetas con las formulas, es como podemos ver que lo que le estamos dando, para merendar, o cuando sea, a nuestros hijos es prácticamente azúcar con un poco, muy poco, de cacao en polvo y avellanas.

Así que visto lo visto, la mejor crema de cacao con avellanas que le puedes dar a tus hijos es la de la siguiente fórmula:

100 gramos de avellanas tostadas (a ser posible negreta de Reus)

50 gramos de aceite, puede ser de girasol, de oliva o de coco.

30 gramos de cacao en polvo ó 50 gramos de chocolate 70%.

40 gramos de azúcar moreno (azúcar sin refinar)

100 mililitros de leche (la de soja aguantará más tiempo)

Si quieres le puedes añadir una punta de cucharilla de vainilla, a tu gusto.

Para hacer esta estupenda crema:

  • Molemos las avellanas tostadas.
  • Añadimos el aceite, el cacao en polvo, el azúcar y la leche y batimos hasta que todo esté formando una pasta homogénea.
  • Ya está lista para comer, la podéis llevar un par de horas al frigorífico; pero es opcional.

Queda un poco rústica; pero es que la madre naturaleza es rústica, no se nos presenta refinada.

 

Tarta Sacher auténtica

La tarta Sacher autentica, según cuenta la historia, fue creada por un aprendiz de pastelero llamado Franz Sacher en el año 1832 en la capital de Austria.

Y como suele pasar en muchos de estos casos, para que el tal Franz pasara a la historia con su rica tarta Sacher, tuvo que enfermar el maestro pastelero del obrador en el que aprendía para que Franz Sacher tuviera su oportunidad sustituyéndole sin otra alternativa.

La historia cuenta que el príncipe Clement Wenzel von Mettimich celebraba una fiesta y encargó a la pastelería donde trabajaba Franz Sacher de aprendiz un postre especial.

Y como sea que el maestro pastelero estaba enfermo, el patrón lejos de rechazar el encargo, le dio una oportunidad a Franz Sacher para que pudiera demostrar lo que hasta entonces había aprendido en el tiempo que llevaba en la casa.

Franz se puso manos a la obra y alumbró la hoy archiconocida Tarta Sacher.

La receta e tan rico manjar para 8 personas es la siguiente:

175 Gramos de azúcar

175 gramos de mantequilla sin sal

7 huevos

175 gramos de un postre especial

50 gramos de almendras molidas

100 gramos de harina

mermelada de albaricoque

Para preparar la cobertura de la tarta y el acabado exterior de la misma necesitamos:

150 gramos de chocolate puro

40 gramos de mantequilla

4 cucharadas soperas de nata líquida

Opcionalmente para la decoración final:

Avellanas, Fresas fileteadas o enteras y hojas de menta

Procedemos a la preparación:

En un bol de tamaño adecuado para trabajar con comodidad, batimos la mantequilla y el azúcar y sin dejar de batir (batidora eléctrica) le añadimos las yemas de los huevos una a una.

Fundimos el chocolate al baño maría y lo dejamos atemperar un poco antes de añadirlo a la batidora, añadimos la harina y las almendras ahora añadimos las claras que previamente hemos batido a punto de nieve.

Ponemos la mezcla en un molde de 24 centímetros a ser posible de base desmontable previamente untado con mantequilla y espolvoreado con harina y lo metemos al horno a 180º C 10 minutos.

Pasados estos diez minutos, bajamos el termostato del horno a 170º C y lo mantenemos así durante media hora más.

Cumplidos los 40 minutos de horneado se saca se deja enfriar y se desmolda.

Hacemos la tarta 2 mitades y ponemos el relleno de albaricoque en la parte inferior.

Ahora preparamos la cobertura fundiendo al baño maria el chocolate al que añadimos la mantequilla y la nata líquida y ya podemos cubrir nuestra tata Sacher y para decorar ponemos las avellanas (si prefieres almendras u otro fruto seco, adelante, !es tu obra¡) las fresa u otra fruta que combine con el chocolate que son casi todas y el toque final de la hoja de menta.

Si el chocolate de la cobertura te gusta crujiente, pon la tarta en el frigorífico por unos veinte minutos.

Propiedades organolépticas del cacao


Propiedades organolépticas del cacao.
De todas las divisiones que se suelen hacer del cacao, las más comunes son: cacao Criollo,Forastero y Trinitario.

El Criollo es la variedad de mayor calidad o dicho de otra manera la que permite elaborar un chocolate de mayor calidad.

La producción mundial de la especie Criollo es de aproximadamente el 10% del total mundial.

Su cultivo se da básicamente en: México, Ecuador, Guatemala, Nicaragua, Colombia, Venezuela, islas del Caribe, Trinidad y T. y Jamaica.

El cacao Criollo es de un suave amargo y sabor afrutado, anaranjado, y de frutas del bosque y delicado aroma.

Debemos decir que una variedad del cacao Criollo es la llamada Porcelana, que se da principalmente en Venezuela, y está considerada por muchos expertos como la que bien trabajada en la elaboración nos puede dar el mejor chocolate del mundo.

Cabe recalcar lo de bien trabajada, porque de un buen cacao puede salir un mal chocolate dependiendo del saber del maestro chocolatero; pero de un mal cacao nunca saldrá un buen chocolate.

El cacao llamado Forastero se produce como las otras especies en ambos lados de la línea del Ecuador, Básicamente en: Perú, Ecuador, Colombia, Brasil, Venezuela, Costa de Marfil, Camerún y Santo Tomé.

Su sabor es fuerte, amargo y tiene un punto de acidez, desprende un fuerte aroma y en cuanto a los sabores no le encontramos variedad.

Es empleado por las firmas que son grandes productoras en toneladas para equilibrar con su mezcla los sabores y aromas de sus fabricados consiguiendo un sabor y aroma siempre igual.

El Trinitario es un híbrido del Criollo y Forastero, su cultivo se da básicamente en los mismos países que el Criollo.

Como híbrido que es de Criollo y Forastero, en su sabor se encuentran características de ambos tanto en sabores como en aroma; pero mucho menos acentuados.

Como ya pueden suponer, del Trinitario y de las cosechas menos favorecidas del Criollo y Forastero proceden la mayoría de chocolates que podemos encontrar en las estanterías de supermercados, grandes almacenes y establecimientos de golosinas de los países consumidores, es decir, los países del norte.

El chocolate artesano

El chocolate artesano, el que no contiene un sinfín de productos químicos que no son, se mire como se mire, necesarios para su elaboración, dicho de otra manera, el que tiene la elaboración necesaria y nada más, tiene aromas y gustos que posibilitan la identificación de la procedencia del cacao con el que han sido elaborados.

Chocolate con sabor especial

Qué queremos decir con esto? pues sencillamente queremos decir que actualmente un artesano chocolatero que pretenda que su chocolate tenga un sabor afrutado, o floral o a madera noble, por poner algunos ejemplos, puede buscar y encontrar el cacao que tenga las características necesarias para transmitir esos sabores y aromas específicos al chocolate.

Y todo esto, naturalmente, sin necesidad de añadir productos químicos como saborizantes o aromatizantes.

Esto que acabamos de escribir, cuando se lleva a la práctica por un maestro chocolatero o por una pequeña fábrica que elabora para una reducida clientela, reducida en número; pero amplia en conocimientos, hace que ese chocolate especial, tenga también un precio especial, y desde luego ese precio especial no será nunca más barato que el normal del mercado.

Sabido es que hay países productores de cacao que se preocupan de la organización de de los pequeños agricultores y les facilitan los medios para que puedan ofertar el producto de sus cosechas (las habas cacao) con unas características especiales.

Esto es lo que a groso modo diferencia lo que es un chocolate artesano de lo que normalmente encontramos en los supermercados de cualquier país del mundo.

La materia prima del chocolate que, como todos sabemos es el cacao, es lo que casi siempre, o siempre diferencia un chocolate industrial de un chocolate artesano.

Por otra parte es de justicia reconocer que si no fuera por las grandes fábrica de chocolate, las que tienen unos procesos de fabricación industriales y de esta manera abaratan los costos, el chocolate estaría a unos precios prohibitivos para gran parte de la población mundial.

El chocolate en el embarazo

 

Esto es lo que ha publicado un equipo finés en la revista científica británica “New Scientist”, tras realizar un estudio estadístico que vinculó los niveles de estrés y el consumo de chocolate, entre centenares de embarazadas en la capital finesa.

Los bebés fueron estudiados a los seis meses de nacidos y mostraron ser más activos y estar más tiempo sonrientes, cuando las madres habían consumido abundante chocolate.

Incluso los niños se mostraron menos temerosos antes influencias exógenas que aquellos cuyas madres no habían probado el chocolate.

Los científicos consideran que la relación podría deberse a que los bebes en el útero, “reciben las sensaciones de placer que provocan ciertos productos químicos que contiene el chocolate, añade el artículo en cuestión.

Otras virtudes del maravilloso cacao

El chocolate contiene hierro, magnesio y distintos nutrientes por lo cual los dietistas desde siempre lo han reconocido como positivo durante el embarazo, por supuesto que con moderación.

Particularmente el chocolate negro, disminuye la presión arterial, aumenta los niveles de antioxidantes, reduce el colesterol y mejora el estado de ánimo.

Estudios publicados en Epidemiology, revelan que el chocolate puede reducir el riesgo de preeclampsia, una serie de manifestaciones cardiovasculares que complican algunas gestaciones.

Nosotros hace años que estamos convencidos de las bondades del cacao y del chocolate; pero cuando decimos chocolate, queremos decir chocolate de calidad, chocolate que está elaborado con cacaos de procedencia garantizada, cacao seleccionado de entre los mejores.

Queremos decir chocolate elaborado con cacao de verdad, buen cacao, y manteca de cacao y con un mínimo de azúcar, sí con un mínimo de azúcar, porque el azúcar sobre todo el azúcar refinado no aporta nada a la salud de los humanos, lo único que hace es disimular el amargor natural cacao que es amargo de por sí.

Bueno, creemos que por hoy ya está bien de hablar de chocolate, pero es que nos dejamos llevar por la pasión.

 

Salud y éxitos para tod@s

 

Trufas de chocolate caseras

Trufas de chocolate caseras con las que además de deleitar a tu familia dejarás asombrados a todos los invitados que se las de a probar.

 Ingredientes para hacer unas estupendas trufas de chocolate caseras.

130 g de chocolate puro ( sin leche )

50 g de avellanas molidas.

1 cucharada sopera de brandy.

80 g de mantequilla sin sal.

150 g de azúcar en polvo.

1 cucharadita ( de las de postre ) de café instantáneo.

1 cucharada ( sopera ) de leche condensada.

10 g de cacao en polvo.

1 cucharadita ( de las de postre ) de esencia de vainilla.

Ahora vamos con la preparación de las trufas de chocolate caseras.

En un recipiente de acero inoxidable, calentar al baño maría el chocolate troceado en pequeñas porciones, la leche condensada y la vainilla.

Ir removiendo con una paleta de repostería hasta que la mezcla sea homogénea, retirar del fuego y esperar que se atempere, es decir , que baje la temperatura y entonces añadir el licor.

 Batir hasta que quede suave y esponjosa

Mientras, en un recipiente aparte, batir el azúcar con la mantequilla y añadir el café y la mitad del cacao en polvo, esta mezcla se debe batir hasta que quede suave y esponjosa.

Cuando el chocolate esté tibio, ir pasándolo poco a poco y sin dejar de batir al recipiente de la mantequilla. Ahora añadimos las avellanas molidas.

Toda la mezcla se deja enfriar hasta que alcance la consistencia para poder trabajarla con las manos.

He llegado el momento de darle forma a nuestras trufas

Ahora ya es el momento de ir formando bolitas irregulares del tamaño que queramos ( más bien que no sean más grandes que una nuez ) estas bolitas ( que son las trufas de chocolate ) las rebosamos abundantemente en el chocolate en polvo que teníamos reservado y ya están para comer.

Opcionalmente en vez de bañarlas en cacao en polvo, se pueden rebosa de granillo de chocolate.

Con el granillo de chocolate hay más posibilidades de variar porque hay granillo de todos los colores.

Para presentarlas podemos, o no, ponerlas en capsulas de papel o hacerlos en una fuente con una blonda.

Es una receta de dificultad baja y que lleva un tiempo de aproximadamente 30 minutos

Están listas para comer y disfrutarlas.

Buen provecho y éxitos para tod@s

El chocolate del loro

Hoy les vamos a explicar el significado de la frase ” El chocolate del loro”

Coulant de chocolate

Resulta que allá por los años 1800, en España era costumbre entre las familias adineradas ofrecer bebidas de chocolate a los invitados incluso se dice que esta bebida de chocolate, se convirtió en la bebida nacional saltándose la barrera que suponía el alto precio del producto, el cual era más bien caro o inalcanzable para la mayoría de la población.

Por aquel tiempo no se conocía el coulant de chocolate, ni las pastillas de chocolate, es más, el chocolate solo se usaba como bebida, eso sí, como bebida de los dioses y no iban muy equivocados los mayas.

Tableta de chocolate

Muchas, o casi todas las familias adineradas de aquel entonces, habían amasado la fortuna en América, habían hecho lo que se dice las Américas y cuando volvían a la piel de toro, tenían la costumbre de traerse un loro.

Chocolate a la taza

En las reuniones de sociedad que organizaban, además de obsequiar a los invitados con chocolate a la taza como ya hemos dicho, le ponían un poco de este rico alimento al loro.

Y si por las razones que sean la suerte les era adversa, les daba la espalda y comenzaba el declive económico, la costumbre era seguir aparentando y esto comportaba seguir recibiendo visitas, seguir ofreciendo chocolate a la taza a los invitados; pero no al loro de la casa.

El chocolate bebida de dioses

El chocolate por aquel entonces era un producto caro, y se servía solo a los invitados; pero privaban de tan rico alimento como es el chocolate al loro de la casa.

Y era un producto caro porque acababa de llegar de las américas y los importadores españoles lo ponían en valor, sobre todo, entendemos nosotros, por el apellido que tenía el chocolate que era nada más y nada menos que bebida de dioses.

Como podemos suponer, el ahorro dinerario de la poca cantidad de chocolate que consumía el loro era irrisorio, es decir un ahorro insignificante, lo que se diría pecata minuta.

De ahí viene la frase “El chocolate del loro”.

Hoy en día la frase “el chocolate del loro” es empleada por lo general cuando estamos hablando de ahorro de costes en cualquier tema y solo se nos ocurre aplicar ese ahorro a cosas tan insignificantes como al chocolate del loro.

En este tiempo que nos ha tocado vivir, que todo el mundo tiene prisa en todo momento, para calmarnos un poco y que no nos arrastre la marea del estrés, es bueno comer un poco de chocolate negro de alto contenido en cacao.

Salud y suerte para todos

Cómo se hace el chocolate


¿Como se hace el chocolate, abuelo?

Esta pregunta me la hizo mi nieto Martí de 5 años hace unos días.

El chocolate que comemos ha necesitado una cuidadosa elaboración antes de llegar a nuestros paladares tal como lo conocemos.

Los granos de cacao

La materia prima básica del chocolate es la semilla del árbol del cacao o cacaotero (Theobrama cacao) que tal es su nombre en latín el cual quiere decir “Alimento de los dioses”.

El cacaotero o árbol del cacao se da solo en los países que están cercanos a ambos lados de la línea del Ecuador.

Arbol del cacao con mazorcas
Arbol del cacao con mazorcas

Un cacaotero en edad madura da alrededor de 40 mazorcas anuales las cuales contienen en su interior unas 40 semillas envueltas en una sustancia viscosa de color blanco que a día de hoy no tiene ninguna aplicación en la

industria chocolatera ni en ninguna otra, por lo que nosotros sabemos.

Fermentación de los granos de cacao

Estas semillas que están contenidas en el interior de la mazorca, serán las que debidamente tratadas nos

Mazorcas y granos de cacao
Mazorcas y granos de cacao

darán el riquísimo chocolate que tanto nos gusta tanto a los mayores como a los más pequeños.

El tratamiento de las semilla comienza por la recolección de las mazorcas que las contiene, rompimiento de estas mazorcas, extracción de las semillas, fermentado de las mismas y secado para posteriormente meterlas en sacos para exportarlas a los países fabricantes de chocolate para que estos lo comercialicen.

Iremos explicando en que consisten cada una de estas operaciones con las semillas del cacao hasta llegar a ser chocolate.

Recolección e las mazorcas de cacao

Se hacen dos recolecciones de mazorcas de cacao al año, una cada seis meses, para llegar a las mazorcas más altas lo agricultores usan cuchillos curvos atados a un palo.

Una vez recogidas las mazorcas, son trasladadas al lugar de la finca donde se hará el rompimiento de las mismas para la extracción de las semillas que es de donde sale el chocolate.

 

Golpe de machete para abrir la mazorca de cacao
Golpe de machete para abrir la mazorca de cacao

El rompimiento de las mazorcas se hace con un golpe limpio  que aplica un experto con un machete, una vez rota la mazorca se extraen las semillas que están envueltas en una sustancia viscosa la cual desaparecerá con el fermentado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies